Buscar
  • atitlan

¿Frio o calor para el dolor?


Una de las dudas más frecuentes que nos encontramos en la consulta es el uso del frÍo y/o calor cuando tenemos algún dolor o lesión.

Hoy vamos a explicaros como y cuando debemos utilizar ambas terapias con dolor agudo o crónico.

TERAPIA DE FRÍO

Como norma habitual, aplicamos hielo local de forma inmediata nada más sufir una lesión y hasta 72 horas después, dos o tres veces al día, durante 10 -15 minutos cada vez.

El frío hace que se produzca una disminución de la circulación sanguínea en el área lesionada reduciendo la inflamación. Por otro lado ayuda a reducir los espasmos musculares de forma que se utiliza para combatir los calambres.

En el caso de los esguinces, golpes y torceduras el frío se debe aplicar inmediatamente después de sufrir el percance. Además al bajar la temperatura lograremos que el tiempo de curación sea más rápido.

En el caso de personas con fenómeno Raynaud y en algunos casos de artritis reumatoide no es recomendable utilizar esta terapia.

Tras recibir los primeros ajustes, también solemos recomendar la aplicación del frío durante los 3 primeros días, en las zonas que presentan más dolor.

El hielo nunca se aplicará de forma directa sobre la piel, ya que podemos sufrir quemaduras, se utilizará u paño o toalla fina para cubrirlo. En las farmacias podemos conseguir bolsas de gel que pueden guardarse en el congelador y se adaptan perfectamente a las distintas partes del cuerpo. Estas bolsas también pueden utilizarse para la Terapia de calor si las metemos en el microondas.

En caso de no disponer de hielo o gel, es muy socorrida la bolsa de guisantes, que también se adapta fácilmente al cuerpo.

TERAPIA DE CALOR

Debemos aplicar calor, antes de un límite máximo de 3 días, después de haber sufrido una lesión.

El calor húmedo es el método más popular debido a que el calor húmedo penetra en mayor profundidad.

El calor suele disminuir el dolor. El calor se puede aplicar tomando una ducha caliente en la zona dolorida, o aplicando sobre la zona dolorosa una botella de agua caliente envuelta en una toalla, una manta eléctrica o similar, durante 20 minutos, dos veces al día.

Aunque los tiempos de tratamiento son variables, normalmente con tiempos de 10 a 20 minutos de hielo o calor en un área proporcionarán los mejores resultados para la mayoría de los pacientes.

En muchos casos, el calor y el hielo se pueden utilizar juntos para lograr resultados aún mejores y los tiempos de curación más rápido. Esto se conoce como Terapia de contraste y siempre debe hacerse bajo la supervisión de su proveedor de atención médica.

#frioocalor #frioparalesiones #calorparaeldolor

8 vistas

ATITLAN CHIROPRACTIC

PZA. SAN FRANCISCO, 6, 1A-B

50006 ZARAGOZA

  • YouTube - Black Circle
  • Instagram - Black Circle
  • Facebook Black Round

Copyright © 2014 Atitlan - Centro Quiropráctico. Todos los derechos reservados.